Privatización de CESCE: ¿Existe plan B?

2014 agosto 31
Escrito por Atrium

cesceCon seguridad, muchos pensarán que la suerte está echada y que la próxima privatización de CESCE y, consiguientemente, su gestión de la cuenta del Estado, es una realidad inminente. Sin embargo, es imprescindible tener presente que aún queda mucho camino por andar y que, en función de esto, el resultado final del proceso es aún incierto.

Asuntos de tanta trascendencia como el Reglamento de la Ley 8/2014 y el consiguiente cuaderno de ventas han de abordar los muchos cabos sueltos que la ley, con toda lógica, dejó. Así, aún están por desvelar las soluciones a asuntos tan trascedentes como la solidez del sistema de toma de decisiones en materia de riesgos por cuenta del Estado, esbozado en la Ley, pero que presenta numerosas dificultades prácticas y potenciales amenazas; el mecanismo de transición entre sucesivos titulares privados de la gestión de la mencionada cuenta del Estado; los procedimientos prácticos y reales de supervisión y solución a los posibles conflictos de intereses que la propia Ley define; etc.

No es el propósito de esta reflexión enumerar los asuntos que esta reforma aún tiene pendiente, pero sí destacar la enorme importancia que tienen los mismos y, en función de dicha entidad y trascendencia para el conjunto del sistema exportador español, visualizar el escenario de que esta reforma no se culmine.

Dicha realidad obliga a preguntar si existe un plan B y plantear si, por razones tanto técnicas como políticas (recordemos el tiempo que le resta a la presente legislatura y el resultado de las votaciones por las que la Ley fue aprobada), la reforma planteada no se ultima, se han diseñado los mecanismos y procedimientos necesarios para evitar toda incertidumbre y paralización de la contratación de riesgo de crédito a la exportación.

Esta situación no es puramente hipotética sino real, lo que obliga a recordar que la privatización de CESCE y de la gestión de la cuenta del Estado no puede ser concebido como un fin en sí mismo sino como una reforma al servicio de la promoción de la exportación española.

Print Friendly
  1. NACHO permalink
    septiembre 5, 2014

    Conozco CESCE, por dentro y por fuera. Como ejecutivo en exportación hace muchos años, más de 30 y como socio en una Sociedad Agente de esa compañía.
    Lo asegurado por CESCE siempre se decía q era lo seguro, el cliente imposible de fallar por insolvente. Los riesgos políticos, mucho más inciertos de su aparición, solo con mirar la TV unos se da un poquillo de cuenta de esta incertidumbre, sobretodo en Oriente Medio.
    El que entrara capital privado en la Cia, probablemente viniera fenomenal para aceptar operacione no tan «seguras», que es por cierto lo que le interesa a una empresa exportadora. Para asegurar lo improbable, no se necesita a una Cia de Seguros, ni como CESCE ni cualquier otra del mercado español. Hay q arriesgar más y el capital privado, posiblemente sea la medicina adecuada para ese enfermo.
    Gracias y un abrazo al mundillo del projectfinance, debt for commodity swap, countertrade operations etc etc… Ah y los antiguos FAD, o aquellos maravillosos regalos de financiación de bienes/servicios españoles q nos ofrecia SIRECOX ¿se acuerdan?

  2. Jorge, Madrid permalink
    septiembre 3, 2014

    Trabajo en el departamento de internacional de una constructora. Tenemos lógicamente mucha relación con CESCE. Lo primero que tengo que decir en relación con la privatización, es que me ha resultado muy sorprendente lo poco que se ha contado con el sector exportador a lo largo del proceso. El seguro de crédito es muy importante para la exportación. Entiendo que se debería haber consultado a las empresas exportadoras.

    Al menos por lo que yo sé, prácticamente no se ha escuchado a las empresas, salvo una apresurada consulta al final desde la Secretaría de Estado de Comercio, una consulta que pienso se realizó por razones cosméticas más que nada.

Responder

Nota: Su dirección de correo no será publicada en ningún caso. Se solicita únicamente a efectos de control y por si surge algún problema en la publicación de su comentario.

Suscribase a este feed via RSS