Menu
A+ A A-

Riesgos en la exportación y cómo evitarlos

Miguel Gaya
Gedesco

Exportar puede traer importantes beneficios, aunque también conlleva una serie de riesgos. Inicialmente, planificar y ejecutar todos los trabajos que requiere una correcta labor de exportación no es tarea fácil. Será necesario contar con un equipo preparado para dar el salto, un plan estratégico, una inversión para reforzar procesos y partners o aliados locales que nos ayuden a comercializar nuestro producto.

Existen incluso, según confirma al diario económico Cinco Días el profesor de la EAE Business School, Pere Brachfield, profesionales especializados en el ámbito de la exportación que reciben el nombre de ‘Export Credit Manager’. Una figura que el profesor considera en sus declaraciones al mencionado periódico como “imprescindible” dentro de este proceso. Por lo tanto, será necesario contar con una serie de recursos e inversiones para asegurar que todo el esfuerzo y trabajo que supone la exportación acabe en buen puerto.

Pero además de planificar los aspectos operativos, será necesario también evaluar y minimizar los riesgos que se asumen en este tipo de operaciones. La morosidad o el retraso de los pagos, desgraciadamente, también están presentes fuera de nuestras fronteras. En algunos países, incluso, con mayor profusión que en España. Dicho esto, no hay por qué ser  negativos ni cerrarse las puertas. De actuar de este modo, tampoco intentaríamos hacer negocio en España. Es cierto que existe un riesgo, pero también se puede prevenir tomando una serie de precauciones, como comenta a Cinco Días Pere Brachfield.

Consejos para exportar sin riesgos

En su opinión, “hay que fiarse de la intuición y saber reconocer los avisos que indican que nuestro cliente en el exterior cumplirá con los pagos”. La simple seriedad en el trato, el cumplimiento de los plazos o la ejecución correcta y bajo los parámetros pactados de los trabajos puede llevarnos a pensar que estamos frente a un cliente serio.

Otra recomendación, es contar con socios locales de fiabilidad que nos puedan informar sobre cómo es nuestro cliente, si es o no fiable, qué riesgos reconocidos tiene, cómo actúa habitualmente en el mercado local, etc. La información es poder, se suele decir. En este caso, aún más, puesto que estos informadores serán nuestros ojos a la hora de decidir la conveniencia de trabajar con unos u otros clientes.

No cabe duda de que, en cualquier caso, se están asumiendo una serie de riesgos, por lo que  no está de más valorar alternativas y soluciones que puedan minimizarlos al máximo. Al fin y al cabo, y como hemos analizado en el inicio del artículo, lo cierto es que exportar no es fácil. Es un trabajo que requerirá de tiempo e inversión económica, por lo que cuanto menos dejemos al azar, mejor.

En este sentido, puede sernos de gran ayuda el factoring internacional o factoring de exportación. Esta modalidad permite anticipar el cobro de las facturas emitidas a clientes internacionales, así como  contar con coberturas ante los riesgos de impago de algunos de estos clientes.

En la ejecución del factoring internacional interviene una entidad financiera que será la encargada de anticipar la factura, gestionando el cobro de la misma frente al cliente. A esta figura, dentro de la modalidad de factoring internacional, se le conoce como ‘Export Factoring’. Al igual que ocurre en el factoring tradicional, en el de exportación se puede recurrir a la modalidad sin recurso, con el objetivo de que sea el Export Factoring el encargado de gestionar el cobro de la factura en caso de retrasos o impagos.

En cuanto al precio del Factoring Internacional, dependerá del coste de los servicios administrativos relativos a la gestión de los cobros y del coste financiero de los créditos comerciales que cede el exportador a la entidad financiera (entidades como Gedesco ofrecen este tipo de servicios). A este precio la entidad añadiría el importe que les cobre el corresponsal. 

La solución ataja los principales problemas y riesgos derivados de la internacionalización, de ahí que las empresas estén apostando por este modelo.