El PIPE: no estropear lo que funciona

2011 mayo 26
Escrito por Atrium
Firma invitada: Gregorio Tradacete

 

Gregorio Tradacete, profesional con una larga experiencia en comercio exterior, escribe hoy como firma invitada de Atrium. Tradacete comenta la situación del programa PIPE, un programa que ha sido muy postitivo para la internacionalización de las Pymes españolas, y que se encuentra amenazado por los recientes cambios en la financiación de las Cámaras de Comercio.

—————————————————————————————–
En un país donde las Leyes de Educación cambian cada cuatro años, donde el personal de los Ministerios se renueva con cada vaivén político, y cada nuevo Gobierno se inventa una política exterior, el que un programa público de apoyo a las PYMES lleve funcionando con éxito desde 1997 y con Gobiernos diferentes, es un logro colectivo y un elemento de orgullo ciudadano.

El Plan de Iniciación a la Promoción Exterior, el PIPE, ha empujado a más de 7.000 PYMES a salir a vender fuera de España.

Para la pequeña empresa resultaba muy atractivo poder viajar y editar sus catálogos a precios muy subvencionados, y por un periodo de dos años. Después, fueron apreciando los consejos que recibían del consultor de apoyo, y haciendo las cosas con un cierto método. Poco a poco, se consiguieron las ventas en el extranjero, y se consolidaron, creando para siempre en la empresa una cultura exportadora.

 Las primeras empresas del PIPE fueron fabricantes de bienes de consumo: bodegas, confiterías industriales o productores de herramientas. Pero el abanico de empresas se ha ido abriendo, a medida que todos y cada uno de los sectores de la economía se han dado cuenta que la exportación no es un extra en la actividad de la empresa, sino una línea de negocio esencial para la facturación y diversificación de riesgos. ‘Internacionalizarse o morir’ es lo que hoy se escucha en numerosísimas empresas españolas dependientes del gasto público: constructoras, ingenierías, consultoras.

Las últimas oleadas de empresas que se han incorporado al PIPE tienen un perfil mucho más profesionalizado que aquellas primeras.  Son empresas con preparación técnica y medios, que han estado muy ocupadas atendiendo a la fuerte demanda nacional en estos años de crecimiento sin control. Ahora, paralizada la edificación y las obras públicas, se encuentran con plantillas sobredimensionadas para la debilísima actividad doméstica. Necesitan salir fuera, y merecen salir fuera, porque sus capacidades técnicas y su sólida experiencia les avalan. Muchas han iniciado el PIPE, y muchas más están a la espera de poder comenzar. No tienen gran necesidad de las subvenciones de viajes y medios de marketing. Pero sí precisan ayuda metodológica y el consejo de exportadores expertos, que les eviten en lo posible cometer errores.

Además de este grupo de ingenierías y constructoras, están las empresas de servicios: desde aquéllas que realizan instalaciones de informática a las que dan formación profesional. La casuística es muy variada, tanto como la complejidad y riqueza de la vida económica española actual. Y muy pronto empezarán a solicitar el PIPE, ¿por qué no? las empresas virtuales, las que sólo existen en la Red, y se plantean atraer clientes no españoles.

Los consultores de apoyo en el PIPE –promotores PIPE- se adaptan al nuevo catálogo de demandas de estas PYMES. Desarrollo de habilidades en el mundo de las licitaciones internacionales, técnicas de oferta, creación de consorcios, búsqueda de socios locales, o utilización de las redes sociales y el marketing 2.0.

Sin embargo, para pasmo de todos los que valoran el programa PIPE, su continuidad ahora mismo no está asegurada.

Ha bastado con que fallara una de las patas, la de las Cámaras de Comercio, para que todo el programa entre en una situación de parálisis e indecisión.

El Decretazo de Diciembre de 2010 que eliminó la cuota obligatoria a las Cámaras, ha tenido consecuencias muy negativas. Aún no hemos visto ninguna positiva. Salvo algún empresario poco formado, que esté contento por ahorrarse los 200 euros de cuota anual, y que cuando necesite un certificado de origen para su exportación acabará pagándolos igualmente.

El Gobierno lanzó la piedra, y sólo ahora comienza a darse cuenta de las olas que levantó y el daño que producen.

En muchas provincias la Cámara de Comercio es la mejor y a veces la única vinculación entre la pequeña y mediana empresa y el Estado. La capilaridad que ofrecen las Cámaras es esencial para el contacto con las PYMES y la dinamización y formación de ese sector, motor de la economía y el empleo.   

Hoy las Cámaras no pueden poner ese 10 por 100 que iba al presupuesto del PIPE. Parece que hay consenso en reducir del 80 al 70 por 100 los niveles de subvención de gastos PIPE. ¿Y entonces? ¿Qué está frenando la puesta en marcha en 2011 del programa? ¿Por qué docenas de empresas esperan y desesperan para iniciar el PIPE?

No podemos creer a quienes dicen que es el Consejo Superior de Cámaras, con su nuevo Presidente Sr Teruel, quien está frenando el comienzo del PIPE como medida de presión ante el Ministerio. Del Ministro Sebastián y del Secretario de Estado Bonet se presume su conocimiento de las bondades del PIPE y su carácter de instrumento estrella para la promoción de la exportación. 

Sería motivo de indignación que por una querella entre Organismos e Instituciones, estén nuestras empresas perdiendo oportunidades y ‘la casa sin barrer’.

Gregorio Tradacete
Consultores de Comercio Exterior

Print Friendly
  1. Antonio permalink
    agosto 31, 2011

    El pipe o cualesquiera, similares o mejores subvenciónes, directas o indirectas a la exportabilidad de los b.y s. españoles es perfecto. Sin embargo, las Camaras de Comercio constituyen todo un poema de ineficiencia e ineficacia. Su probada inutilidad se ha sumado a la despilfarradora diversificación autonomica de la promoción comercial exterior española, y juntas han conseguido las mayores cotas de fracaso. Sus principales actividades son: la producción de grafismo en papel impreso y metido en un sobre, la impartición de cursos, cursitos y mastercitos dentro del chollo de la formación, las subvenciones a los de siempre para lo de siempre, la colocación de la hija de no sé quien, la de su prima y la del amigo del primo de la hija, el turismo empresarial y la gastronomia por cuenta de la visa cameral. Su mera desaparición de la escena empresarial es beneficiosa en si misma por no haber ninguna labor substancial a substituir, por eliminar los efectos contraproducentes y por la creación de nuevos espacios modernos y dinámicos en los servicios de consultoria a la internacionalización

  2. Joan permalink
    junio 7, 2011

    Pues tengo que unirme al lamento sobre la dilación en la puesta en funcionamiento del PIPE este año… (naturalmente no quiero ni pensar en que pueda no salir este año, me parecería un error garrafal)… Ello no sólo porqué colaboro en el mismo como promotor, sino porqué tuve la oportunidad de llevar a cabo un estudio sobre el impacto de los programas de promoción de la internacionalización (publicado en la revista ICE), en el que quedaba evidente que el programa PIPE es uno de los más eficaces en ayudar a los exportadores incipientes a desarrollar sus competencias en márketing y en lograr que estás puedan acceder a los mercados internacionales. Todos sabemos cuan importante es ello actualmente.

  3. Eva permalink
    junio 6, 2011

    Hola a todos, he aqui una PYME en espera de que una vez por todas se solucione el problema. Llevamos más de ocho meses a la espera que alguien de un paso a delante con este tema y es verdad lo que decís, que más dá un 70 -80 % lo que queremos realmente es que se decidan ya y den ese empujón que no nos atrevemos a dar solos y que ahora estamos más desamparados que nadie porque vemos que nuestro mercado se va deteriorando cada vez más y que el exterior todo es “espera un poco más que ya están a punto de tomar la decisión” y mientras tanto nuestros proyectos se retrasan ese poco más que ya empieza a ser realmente necesario. Espero sinceramente que se solucione antes de verano porque si no es así vamos a tener como excusa las próximas elecciones y no se va a mover nada hasta marzo 2012 con lo cual habremos perdido un año completo.

  4. Carlos Domínguez Pacheco permalink
    junio 2, 2011

    Como Colaborador allá en el 2003 y posterior Promotor de este programa desde el 2007 en Castilla y León me gustaría dejar constancia de mi experiencia.

    La evolución que yo tan de cerca he vivido queda muy bien reflejada en los comentarios de Gregorio. Localmente han sido estos últimos cuatro años muy intensos, en los que Castilla y León ha pasado de ser una de las regiones más rezagadas por número de empresas inscritas a liderar los registros. Ello me ha permitido trabajar con muchas empresas de diversos sectores, a la par que gastar mucha gasolina para desplazarme por esta enorme región.

    Los sectores han seguido la evolución que recoge este artículo, pasando de menor a mayor valor añadido; si bien las empresas relacionadas con la construcción han sido y son aún mayoría. También ha evolucionado la formación y el asesoramiento que a lo largo del tiempo he ido ofreciendo a las empresas y para el que también a su vez yo he ido adquiriendo conocimientos. Destacaría en este aspecto las licitaciones y concursos de organismos multilaterales y por supuesto el marketing 2.0. Hasta tal punto que aprovecho para invitaros a visitar el blog que recientemente he comenzado: http://exportadordigital.blogspot.com/; en el que por cierto recomiendo Atrium.

    Acabaré haciendo una descripción sobre la situación que actualmente vivimos, que me temo se asemeja a la que describen los comentaristas previos: Mal humor, desconfianza, desilusión, el “si llego a saber que ésto es así no me inscribo….”, junto al “¿cuándo me pagan la subvención?”, y la peor de todas: “no gasto más en internacionalización”
    Comentarios todos ellos que degradan este programa y la eficacia que ha demostrado a lo largo de tanto tiempo; y del que en mayor o menor medida, porqué no decirlo, también dependemos los consultores.

    ¿Soluciones? Más bien pocas. Hasta donde yo sé las Cámaras locales pagan en cuanto les llegan los fondos del Consejo Superior, pero me imagino que éste a su vez dependerá de fondos públicos que tampoco brillan por existencia. De la Junta de Castilla y León mejor no hablar, menos mal que su participación es pequeña. Si se le suma que al ICEX le han quitado el 50% de su presupuesto en los dos últimos años me parece más que evidente que las respuestas y las posibles soluciones pasan por inyectar fondos para sanear las finanzas de las PIPEs actuales y dejar fuera a las instituciones que no tengan los recursos o no se sientan realmente identificadas con el programa.

    Aunque me duela decirlo preferiría que tarden más si hace falta que resolver esta situación pero que lo hagan bien, sin apaños temporales. Si hacen esto último, con el enorme atasco de empresas que quieren entrar, el descrédito va a ser tal que me parece que, ahí sí, el futuro del programa se vería comprometido.

  5. RAFAEL permalink
    mayo 31, 2011

    Habria que analizar en profundidad como funcionan las camaras de comercio en otros paises y que controles tienen por parte de los socios,y del gobierno. Entiendo ademas que hay efectivamente muchos haciendo lo mismo y con eso hay que acabar.Importante tarea por delante que tiene el PP en Autonomias y Municipios.
    La promocion y apoyo al comex es fundamental y la ayuda internacional a la Pyme,microempresa es vital y es necesario. En España hay muy poco mercado para ellas. Es importante la adecuada promocion,estudio de mercados,asesoria especializada en mercados emergentes donde exportar e instalarse,en ello tienen mucho que ver los organismos oficiales Embajadas,Oficinas comerciales,y bancos internacionales.
    Rafael.

  6. Magdalena permalink
    mayo 31, 2011

    Si os soy sincera, no acabo de comprender muy bien los motivos de la parálisis denunciada. Del artículo parece deducirse que la causa es el llamado Decretazo de diciembre; sin embargo, la financiación con cargo a la cuota cameral está asegurada para 2011 y 2012. Este problema debería surgir ya en 2013. Mis sospechas son que alguien está utilizando el programa PIPE como palanca y demostración del efecto “redistribución” que tienen las Cámaras.

    Pero esto último es un mero juicio de intenciones. Lo relevante y lo paradójico es que, en un momento en el sector exterior es el único que muestra un cierto dinamismo., se reduzca la inversión pública en el mismo. No tiene ni pies ni cabeza y sólo pone de manifiesto la terrible descoordinación entre un Ministerio de Hacienda, que cree que hace política económica diciendo a todo que no, y un Ministerio de Industria y Comercio sideralmente alejado de la empresa.

  7. Arturo permalink
    mayo 31, 2011

    Yo creo que hay que diferenciar las Cámaras del PIPE.
    En cuanto a las Cámaras, coincido con los comentarios acerca de su escasa utilidad y despilfarro injustificable a costa de las empresas españolas. No hay más que ver las sedes que tienen… Muchas de las actividades que organizaban (principalmente para justificar su existencia) eran incluso contraproducentes.
    El programa PIPE es otra cosa. Ha servido para introducir en la internacionalización a numerosas Pymes, y debería ser mantenido, sin contar a partir de ahora con las Cámaras.

  8. Charo Lorenzo permalink
    mayo 31, 2011

    Estoy absolutamente de acuerdo tanto con la reflexión de Gregorio como los comentarios de mis compañeros. ¿Cómo es posible que se lleve 5 meses absolutamente inactivos en un momento de crisis como el actual? ¿Realmente es tan importante que se subvencione el 80 o el 70%? ¿En caso de duda no seria mas conveniente preguntar a las Pymes y seguir adelante con un programa ? Me planteo si los “debates institucionales” son mas importantes que la competitividad de las empresas.
    Saludos

  9. María Moreno permalink
    mayo 30, 2011

    Muchas gracias Gregorio por tu reflexión y opinión acerca del PIPE, muy acertada en mi humilde opinión.
    El futuro más que incierto del PIPE y su actual parálisis no sólo afecta a la PIMES sino también a la construcción de puestos de trabajo dado el efecto dominó que ello conlleva.
    Espero y deseo que la situación se reanime lo antes posibles.

    Muchas gracias
    Saludos,
    María M.

  10. jesus permalink
    mayo 30, 2011

    Las Cámaras son el mayor despilfarro economico. Se dedican al turismo económico de las empresas,generalmente muy eficientes a partir de las 10 de la noche y en países cálidos. La relación gasto beneficio es negativa…hacen y hacen y hacen…y no justifican nada. En Galicia abundan a pares, y ninguna vale nada..solo chupan y chupan. Como consultor, y espero que alguna vez hayas chupado de ellas, te interesa que sigan…..hay otras soluciones, muchísimo más baratas y más controladas por el Gobierno.

  11. Pedro Lalanda permalink
    mayo 30, 2011

    Estimado Gregorio,

    Ya he comentado en otros lugares mi asombro con lo que viene sucediendo con un Programa que todos están de acuerdo en considerar, sin duda, uno de los más positivos de los que se han emprendido para apoyar la Internacionalización de las Pymes en España. Sin que podamos considerarlo la panacea – como todo programa público cuenta con lógicas deficiencias, al tiempo que las variaciones que van produciéndose en el ámbito de las comunicaciones y nuevas tecnologías obligan a ir perfeccionándolo casi permanentemente – ha constituido, en muchos casos, el sustento determinante para que muchas de las más de 7.000 empresas que a él han acudido iniciaran sus primeros pasos en su aventura exterior. Empresas que, sin el soporte del Programa, hubieran, probablemente, desistido……

    Uno, como gestor activo y entusiasta, es consciente del esfuerzo, el empeño, incluso la ilusión, que vienen prestando los distintos agentes del Programa, tanto en sus órganos superiores de gestión, como en los niveles de “batalla diaria” de las distintas administraciones. Y en el caso concreto de las Cámaras – que funcionan como Secretarías Técnicas de primera línea – no caben más que alabanzas desde todos los puntos de vista.

    El lamento de Gregorio y mi asombro aquí expresado son obvios: ambos, en nuestra calidad de gestores/consultores/promotores del Programa PIPE estamos viendo cómo nuestras queridas Pymes empiezan a desilusionarse de él. Muchas de ellas se encuentran a la espera de que esta desgraciada situación se solucione pero las circunstancias críticas del mercado hacen que el tiempo se les acabe. Esos funcionarios del ICEX y esos empleados de las Cámaras que – puedo garantizarlo – han dado cuanto estaba en sus manos para gestionar lo mejor posible el programa, ven cómo muchas Secretarías Técnicas se vienen abajo al faltar los acuerdos para sostenerlas. Y muchos de los que forman parte del Cuerpo de Promotores que, en muchos casos, están aportando su experiencia y conocimientos al PIPE de forma casi vocacional, comienzan a perder la ilusión y el interés al observar cómo se deteriora el futuro del Programa.

    Y, mientras tanto, los altos responsables de su existencia (Secretaría de Estado, ICEX, Consejo Superior de Cámaras, Presidentes de Cámaras, etc.) se encuentran enredados en nadie sabe bien qué discusiones mientras que el enfermo, cada vez más lánguido, se muere.

    Muy humildemente, Gregorio, me uno a tu tesis y pido a quien corresponda que traten de sacar esta situación del impass en que se encuentra. Las Pymes y los que consideramos determinante el apoyo en su salida al exterior, e beneficio de la Economía de este país, con instrumentos como el PIPE, se lo agradeceremos profundamente.

    Saludos.

Responder

Nota: Su dirección de correo no será publicada en ningún caso. Se solicita únicamente a efectos de control y por si surge algún problema en la publicación de su comentario.

Suscribase a este feed via RSS