El mejor embajador, el Rey

2010 diciembre 1
Escrito por Atrium

Se está celebrando estos días el 35 aniversario del comienzo del reinado del Rey Juan Carlos. Desde las páginas de este blog quisiéramos destacar, sin caer en cumplidos o halagos fáciles, el  prestigio que el Rey se ha ganado en el ámbito de actividad al que se refieren normalmente nuestros comentarios: la internacionalización de la empresa, los negocios internacionales.

El Rey se ha labrado un claro prestigio por dos motivos fundamentales.

En primer lugar, por la imagen que ha proyectado, la imagen de un monarca moderno, preparado, respetado en la comunidad internacional.

De entrada, y aunque pueda parecer una tontería, tenemos unos Reyes que hablan idiomas, algo que contrasta con el panorama de no pocos de nuestros representantes, a los que, en esta segunda década del siglo XXI, todavía vemos en las reuniones internacionales invariablemente acompañados de un intérprete.

En segundo lugar, el Rey ha demostrado una gran profesionalidad en su labor de apoyo a la internacionalización de la empresa y la economía españolas. En sus viajes de Estado se ha evidenciado que los había preparado, que se había estudiado los temas. Esto también puede parecer elemental, pero  nuevamente contrasta con la actitud de otros representantes en viajes oficiales, que en ocasiones parece que están deseando terminar lo antes posible la reunión de trabajo con interlocutor del país que están visitando, una reunión para la que  por otra parte apenas se han preparado.

Finalmente, el Rey ha asumido normalmente, de forma muy clara, su papel de defensor y promotor de las empresas españolas, sin las timideces y recelos que con frecuencia caracterizan nuestra diplomacia comercial. Los que han acompañado al Rey en sus viajes oficiales han visto normalmente a un monarca consciente de su papel y dispuesto a apoyar con firmeza a las empresas españolas (dentro, por supuesto, de las limitaciones propias de su cargo).

Por estos motivos principales (aunque no únicos) el Rey se ha ganado el respeto y el reconocimiento de una gran mayoría de las empresas españolas que operan en los mercados internacionales.

Print Friendly
  1. RAFAEL permalink
    diciembre 2, 2010

    No tengo mas que elogios para su Majestad el Rey de España labor discreta, calida, pragmatica, y siempre conciliadora en sus relaciones internacionales con diferentes personalidades oficiales de otros paises.
    Mucho tienen que aprender nuestros representantes politicos, los que gobiernan y los que aspiran a gobernarno solo por asuntos elementales como saber idiomas estudiarse los temas en profundidad etc sino como comportarse en publico,saber que decir y cuando decirlo,saber estar en definitiva algo tan elemental que o bien se nace con ello,o bien se aprende a conciencia. Poco mas esperemos tener monarca y monarquia como la que tenemos y por muchos años.

    RGJordana

  2. arturo, bilbao permalink
    diciembre 1, 2010

    Enhorabuena por el comentario de Atrium. Totalmente de acuerdo, una vez más. Estoy de acuerdo en que los Reyes han contribuido a transmitir una imagen muy positiva de España en la escena internacional, algo que no ha sido suficientemente valorado en nuestro país.

Responder

Nota: Su dirección de correo no será publicada en ningún caso. Se solicita únicamente a efectos de control y por si surge algún problema en la publicación de su comentario.

Suscribase a este feed via RSS